Reclusión

Siguiente entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

En esta ocasión partía de la premisa «Un café y un periódico con la noticia de la pandemia», propuesta por @Alete.C 

¿Te animas a descubrir qué es lo que cuenta?

Sigue leyendo

Mensajes de témpera con sabor a mar

Esta es la primera entrega de los relatos que constituyen la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

En esta ocasión partía de la premisa «Olas», propuesta por @Vignolita 

¿Te animas a descubrir qué es lo que cuenta?

Sigue leyendo

Reflexiones sobre un año muy extraño

Si has llegado hasta aquí, créeme que te lo agradezco, y por eso intentaré ser breve.

Porque no ha sido un año fácil, porque nos ha puesto a prueba en innumerables ocasiones y aquí seguimos, viéndolas venir. Un año cargado de cambios recubiertos de la pátina del estatismo. Una continua paradoja compuesta por trescientos sesenta y cinco «mira, yo qué sé ya».

Sigue leyendo.

Parálisis

Me cuesta unos segundos reconocer el lugar en el que estoy, a pesar del inconfundible traqueteo del vagón. Siempre pongo el automático cuando vuelvo a casa, especialmente si me he tomado unas cervezas de más y las neuronas no hacen más que divagar hacia fangos que es mejor no remover. A esta hora, la escasa gente que comparte mi vaivén son presa del sopor y el «nunca más»; ese portal interdimensional en el que se dan la mano los que acaban de ser arrancados de la cama contra su voluntad y los que se arrastran a duras penas hacia ella.

Sigue leyendo

La vieja casa de Jack

Jack lleva décadas intentando vender aquella vieja casa, aunque hace eones que no llaman a la puerta. Ni un catálogo del LIDL entra por la rendija del correo. Los testigos de Jehová pasan de largo por pura intuición, mirando de reojo esa fachada gris y triste, comida por la hiedra.

Sigue leyendo

Pajaritas de papel

Janos ocupó la última fila del Airbus A330, con un leve tintineo y una chaqueta azul sobre el regazo. Junto a él se sentó un tipo trajeado que miraba alrededor como si la mitad del pasaje le debiese pasta. Ni siquiera se dignó a dirigirle la palabra. Aquel tipo ceniciento parecía más preocupado por saber si había sitios libres cerca de las salidas de emergencia. Iba a ser un largo e incómodo viaje de regreso, así que Janos optó por distraerse con lo que le ofrecía el exterior. Al menos le había tocado ventanilla.

Leer más

Habitación libre (3/3)

Este es el desenlace del relato «Habitación libre». En la anterior entrega nuestros protagonistas estaban encerrados, pero dispuestos a enfrentarse al horror con uñas, dientes y antihistamínicos. Si no sabes de que puñetas te estoy hablando, probablemente te hayas saltado algunos pasos, así que será mejor…

Ir a la primera parte.

Si has venido a jugar y ya leíste de la primera y la segunda parte, te animo a descubrir cómo finaliza la historia. Si no, ¿a qué estás esperando? (Luego no digas que no te lo advertí).

Leer más

Habitación libre (2/3)

Segunda entrega del relato «Habitación libre». En la anterior entrega habíamos dejado a nuestros protagonistas tomando una importante decisión que tendrá consecuencias (in)esperadas. Si ya leíste de la primera parte, te animo a descubrir cómo continúa la historia. Si no, ¿a qué estás esperando? (no digas que no te lo advertí).

Ir a la primera parte.

Leer más

error: ¡Ups! Me temo que no puedes hacer eso...