Pasados perdidos entre tinta y celulosa

Siguiente entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

La memoria, el olvido, el poner la vista atrás anhelando las oportunidades perdidas que ya no volverán pero que siempre se recuerdan. Esas son algunas de las ideas que me evocó la premisa de @Cristinareinadesign, que era la siguiente: «Los pasados perdidos están por todas partes».

¿Te animas a descubrir qué es lo que cuenta?

Sigue leyendo

El último rollo

Siguiente entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

Otro nuevo reto en forma de comienzo obligatorio. La premisa propuesta por @alexclon en esta ocasión era de empezar la historia con la frase: «Era el último paquete de papel higiénico. Yo le miré, él me miró y…».

Aquella psicosis por acumular papel higiénico fue el comienzo del fin, y puede que uno de los mejores y más surrealistas retratos de nuestra sociedad…

Y esto fue lo que salió. ¿Quieres saber cómo termina?

Sigue leyendo

Que comience la partida

Una nueva entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

La premisa «Vivir sin hacer ruido por miedo al fracaso», propuesta por @Ele.acosta era un indicativo del estado de ánimo por el que muchos estábamos pasando incluso antes de pandemia y que esta solo contribuyó a acentuar.

¿Y tú? ¿Sigues viviendo sin hacer ruido?

Sigue leyendo

Agentes patógenos

Siguiente entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

Este relato supuso todo un reto por lo extraño de la propuesta de @patito_perestroika, que no era otra que: «Patos zombis buscan dominar el mundo».

La gente empezaba a acusar las horas de encierro…

¿Quieres saber cómo salí de este atolladero literario?

Sigue leyendo

Las rutinas de la locura

Una nueva entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

En esta ocasión la premisa era integrar dentro de la historia la frase «…pues no llueve tanto, dijo mientras escurría su gorra con…», propuesta por @josh_aren

¿Te animas a descubrir dónde la colé?

Sigue leyendo

Breve historia sobre la empatía

Siguiente entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

En esta ocasión partía de la premisa «Empatía», propuesta por @virmac

¿Te animas a descubrir qué es lo que cuenta?

Sigue leyendo

Reclusión

Siguiente entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

En esta ocasión partía de la premisa «Un café y un periódico con la noticia de la pandemia», propuesta por @Alete.C 

¿Te animas a descubrir qué es lo que cuenta?

Sigue leyendo

Mensajes de témpera con sabor a mar

Esta es la primera entrega de los relatos que constituyen la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

En esta ocasión partía de la premisa «Olas», propuesta por @Vignolita 

¿Te animas a descubrir qué es lo que cuenta?

Sigue leyendo

Reflexiones sobre un año muy extraño

Si has llegado hasta aquí, créeme que te lo agradezco, y por eso intentaré ser breve.

Porque no ha sido un año fácil, porque nos ha puesto a prueba en innumerables ocasiones y aquí seguimos, viéndolas venir. Un año cargado de cambios recubiertos de la pátina del estatismo. Una continua paradoja compuesta por trescientos sesenta y cinco «mira, yo qué sé ya».

Sigue leyendo.

Parálisis

Me cuesta unos segundos reconocer el lugar en el que estoy, a pesar del inconfundible traqueteo del vagón. Siempre pongo el automático cuando vuelvo a casa, especialmente si me he tomado unas cervezas de más y las neuronas no hacen más que divagar hacia fangos que es mejor no remover. A esta hora, la escasa gente que comparte mi vaivén son presa del sopor y el «nunca más»; ese portal interdimensional en el que se dan la mano los que acaban de ser arrancados de la cama contra su voluntad y los que se arrastran a duras penas hacia ella.

Sigue leyendo
error: ¡Ups! Me temo que no puedes hacer eso...