Retrato de una aprensión

Siguiente entrega de la antología «Esto lo contamos entre todos», que surgió como una manera de dar voz al subconsciente de todos aquellos que, durante la cuarentena que comenzó el 15 de marzo de 2020, se prestaron a participar en este experimento.

El resultado de ese esfuerzo fue un compendio de cuarenta y cuatro variopintos relatos de diversos géneros —desde comedia o drama, hasta ciencia ficción, realismo mágico o terror—, que crecían y se imbricaban poco a poco, conectándose entre sí para formar un universo complejo y orgánico en torno a los conceptos de pandemia, cuarentena y encierro en sus sentidos más amplios, pero con la suficiente entidad propia como para ser intemporales.

 

En esta ocasión partía de la premisa «hombre que no quiere reconocer que está paranoico», propuesta por @Maria.castilloarmas

Puede que en la atmósfera de incertidumbre que se vivió durante los primeros días, a más de uno y de una se le fuese la mano con la hipocondría, aunque para algunos esto venía ya de antes ¿Te suena de algo?

Sigue leyendo

La vieja casa de Jack

Jack lleva décadas intentando vender aquella vieja casa, aunque hace eones que no llaman a la puerta. Ni un catálogo del LIDL entra por la rendija del correo. Los testigos de Jehová pasan de largo por pura intuición, mirando de reojo esa fachada gris y triste, comida por la hiedra.

Sigue leyendo

Aquella maldita tarde de septiembre

Metabolismo emocional lento.

Eso fue lo que le diagnosticaron a Claudia cuando llegó a la consulta, seis meses después de que tuviese su primera menstruación.

Seis meses de insensibilidad absoluta, de sentirse afortunada por no añadir los cambios de humor y el cóctel explosivo de emociones a su ya de por sí compleja pubertad. Y, de repente, un día se despertó con ganas de saltar por la ventana porque se había levantado tres minutos antes de que sonase el despertador.

(más…)
error: ¡Ups! Me temo que no puedes hacer eso...