Recuerda que es altamente recomendable acompañar la lectura con la Banda Sonora Opcional que aparece al final de cada relato.

   

La venganza de Fausto

Foto de Isaac Cabezas, guitarrista de Mondo Diávolo, para inpirar un relato sobre la humanidad

Puedes ver más trabajos de Medialuna Photography en su cuenta de Flickr.

 

Con motivo del lanzamiento, esta semana, del primer single del nuevo trabajo de Mondo Diávolo, me permito el lujo (y el placer) de publicar la siguiente entrega de la serie Inspiraciones mutuas, creada a partir de las evocadoras imágenes de Medialuna Photography.

En esta ocasión, es un relato cargado de paradójica resignación e inspirado en la misteriosa fotografía de un Isaac Cabezas, guitarrista del grupo, desesperado por encontrar la solución a un enigma que se le escapa continuamente de entre los dedos.

Puedes encontrar el videoclip de este primer single titulado El desierto del silencio I al final de esta entrada y como parte de la siempre recomendada Banda Sonora Opcional de cada relato.

Tu recuerdo será la luz que me iluminará y encontrarte, el cuento de nunca acabar…

 

La venganza de Fausto

No podía creer cuán ausente estaba siendo la diosa fortuna al negarle un mísero descanso. Aquel enigma que le había quitado el sueño durante tanto tiempo se seguía manteniendo esquivo, mientras el cerco a su alrededor se hacía cada vez más asfixiante.

Sólo bastaba con acercarse lo suficiente y hacer incidir la luz sobre la oscuridad, con el ángulo correcto y la adecuada intensidad.

Las pistas estaban ahí y su cabeza era un hervidero, pero ni utilizando sus mejores artimañas había conseguido arrojar algo de claridad sobre aquel pérfido secreto. Había llegado al punto de vender su alma para atravesar cientos de posibles realidades, miles de universos paralelos y, sin embargo, seguía sin encontrar un triste consuelo.

—¿Qué era aquello que los antiguos llamaban amor? — se preguntaba.

—¿Qué es la soledad, la ira o la pasión? — clamaba al cielo.

No habían podido disfrutar de todo aquel supuesto avance que lograron por renunciar a las emociones más humanas y que, paradójicamente, terminó por llevar a la humanidad a la más profunda decadencia.

Tantos siglos de evolución desperdiciados en una vacía cáscara sin sentimientos. Toda una vida tras la búsqueda imposible, solo para darse cuenta, en su artificial desesperación, de que persiguiendo aquellas ansiadas respuestas podría destruir la mayor de las civilizaciones, con la facilidad de quien calcina el hormiguero más profundo. Sólo bastaba con acercarse lo suficiente y hacer incidir la luz sobre la oscuridad, con el ángulo correcto y la adecuada intensidad. Pues existen verdades que es mejor que nunca lleguen a mostrar la lucidez de sus misterios.

 

Un relato de Fernando D. Umpiérrez

 

*Si te has quedado con ganas de más, pronto habrá nuevas entregas con el resto de componentes del grupo y fotografías que no te dejarán indiferente.

Banda Sonora Opcional: El desierto del silencio I – Mondo Diávolo

Puedes encontrar más información de Mondo Diávolo en su Bandcamp y en su Facebook