En la piel del aimsir (fábula climática)

Ilustración del Tetraceratops singsignis para esta fábula climática

Puedes ver la imagen original de Wikipedia de Dmitry Bogdanov.

 
Cuenta una antigua fábula que, hace mucho tiempo, existía una aldea situada entre montañas, grutas y bosques antiguos, cuyos habitantes vivían en armonioso equilibrio. Durante años, coexistieron con unas extrañas criaturas que poblaban las profundas cuevas de los acantilados sobre los que se asentaba su poblado. Eran muy difíciles de ver por su carácter huidizo, pero a lo largo de generaciones habían dejado patente su presencia y el enorme beneficio que ofrecían a los aldeanos.

Sigue el camino de baldosas amarillas →