El encuentro

Imagen de un niño a la orilla del río que inspira al relato El Encuentro

Puedes ver la imagen original en el Instagram de Fernando Leal.

 

Esta semana les traigo un nuevo integrante de la familia de Inspiraciones mutuas, que se va haciendo grande poco a poco gracias a la colaboración de fantásticos artistas como Fernando Leal, quien a través de sus fotografías hizo posible este relato inédito.

La mayoría de los trabajos de este brillante fotógrafo —y en esta ocasión no iba a ser diferente— fusionan naturaleza y humanidad, mostrándonos escenas quizás cotidianas para sus protagonistas, pero que se transforman en extraordinarias cuando atraviesan su objetivo. Porque entre sus manos, la cámara se convierte en un extractor quirúrgico de emociones, que con la precisión de un cirujano, nos recuerda que, pese a lo que pueda parecer, aún podemos tener esperanzas en la especie humana.

Cabe destacar que Fernando Leal ganó la edición de 2015 del concurso Tu mejor foto (convocado por la revista Magazine del periódico La Vanguardia) gracias a esta otra imagen, considerada, además, como una de la favoritas de los editores de National Geographic en su concurso de fotografía de 2016.

Si quieren conocer mejor a este artista, les animo a seguirle la pista en su nueva y flamante cuenta de Facebook y también en Instagram.

Mientras tanto, espero que disfruten de este relato, que lo comenten y, si les gusta, lo difundan por la red.

Sigue el camino de baldosas amarillas →

El espejo de Dorian

La mirada penetrante de nuestro propio reflejo puede producir muchas pesadillas

Puedes ver más trabajos de Medialuna Photography en su cuenta de Flickr.

 

Y llegó el final de los finales. Ésta es la última entrega de la serie de relatos inspirados en las maravillosas imágenes de Mondo Diávolo, creadas por la magia de Medialuna Photography.

En este último pedazo de fantasía surgido del reflejo de una realidad transformada en ilusión a través de una lente circular, nos enfrentamos, paradójicamente, a otro tipo de reflejos. A la mirada penetrante de Iván Ramos, al mando de las seis cuerdas en la formación, que nos muestra nuestros miedos más oscuros, aquellos surgidos de las máscaras y de la propia inseguridad.

Es una triste despedida, pero nada deben temer, pues Inspiraciones mutuas continuará próximamente, con más historias tejidas a partir de la generosa creatividad de otros genios.

El universo se para y cada estrella nos dirige su mirada…

 

Sigue el camino de baldosas amarillas →

Dicotómica consciencia

El despertar del letargo de a cordura inspirado por Johnny Piñeiro

Puedes ver más trabajos de Medialuna Photography en su cuenta de Flickr.

 

Aquellos que me lean sabrán de las pequeñas historias que hace tiempo escribí para los grandes músicos y mejores personas de Mondo Diávolodentro de la serie de relatos Inspiraciones mutuas (pues se basaban en lo que me evocaban las fantásticas fotografías de la banda tomadas por Medialuna Photography).

Pues bien, el pasado 16 de agosto la fantástica banda de Gran Canaria publicó su nuevo y esperadísimo LP, titulado Un lugar para volver y, con motivo de este gran acontecimiento, he decidido publicar hoy la quinta y penúltima entrega de esta serie. En esta ocasión el relato está protagonizado por su carismático bajista, Johnny Piñeiro, que lleva una de las caracterizaciones más elaboradas -y sacrificadas- de la banda, otorgándole una importancia manifiesta y arrolladora en su puesta de escena. Espero que la disfruten.

Una celda y un don perturbador. Dos cabezas y un mismo corazón…

Sigue el camino de baldosas amarillas →

Manteneos a la par de vuestra sombra

Poe acompañado de su sombra

Puedes ver más trabajos de Medialuna Photography en su cuenta de Flickr.

 
Hoy les traigo otra entrega de la serie Inspiraciones mutuas dedicada a Mondo Diávolo, esta vez con un reflexivo Poe Luzardo como protagonista,  batería de la formación durante sus dos primeros EP y al que ha relevado Jacinto Ojeda en su nueva andadura. La imagen, como siempre, es un impecable trabajo de Medialuna Photography.

Sin más dilación, disfruten de una pequeña historia con la que alguno se sentirá identificado.

Y ahora eres tú el que se arrodilla una y otra vez...

Sigue el camino de baldosas amarillas →

La venganza de Fausto

Foto de Isaac Cabezas, guitarrista de Mondo Diávolo, para inpirar un relato sobre la humanidad

Puedes ver más trabajos de Medialuna Photography en su cuenta de Flickr.

 

Con motivo del lanzamiento, esta semana, del primer single del nuevo trabajo de Mondo Diávolo, me permito el lujo (y el placer) de publicar la siguiente entrega de la serie Inspiraciones mutuas, creada a partir de las evocadoras imágenes de Medialuna Photography.

En esta ocasión, es un relato cargado de paradójica resignación e inspirado en la misteriosa fotografía de un Isaac Cabezas, guitarrista del grupo, desesperado por encontrar la solución a un enigma que se le escapa continuamente de entre los dedos.

Puedes encontrar el videoclip de este primer single titulado El desierto del silencio I al final de esta entrada y como parte de la siempre recomendada Banda Sonora Opcional de cada relato.

Tu recuerdo será la luz que me iluminará y encontrarte, el cuento de nunca acabar…

Sigue el camino de baldosas amarillas →

Dulce beso inesperado

Foto del vocalista de Mondo Diávolo que inpira un relato sobre la muerte

Puedes ver más trabajos de Medialuna Photography en su cuenta de Flickr.

 

Nueva entrega de la serie Inspiraciones mutuas dedicada a Mondo Diávolo. Si la anterior entrega estaba inspirada en una evocadora imagen de Miguel Izquierdo, carismático teclista del grupo, hoy les traigo un relato inspirado en la inquietante y poderosa fotografía de Alex Clon, su vocalista, siempre de la mano de Medialuna Photography.

Alex es un auténtico torbellino sobre el escenario, capaz de atrapar tu atención (y tu alma, si te descuidas) desde el primer segundo que los focos le iluminan. ¡Disfruten de este relato, valientes!

No quiero mirar, no puedo dejar, que me causes temor….

Sigue el camino de baldosas amarillas →

Sobre Ventanas Universales de Jen del Pozo

ventana universal de Jen del Pozo

Parte del montaje "Ventanas Universales" de Jen del Pozo en Solar (Imagen realizada por Fernando Díez)

 

Como ya he dicho en anteriores ocasiones, últimamente tiendo a atreverme con cualquier proyecto que caiga en mis manos por mucho reto creativo que suponga, siempre y cuando sea atractivo y emocionalmente coherente con aquello que intento transmitir.

Detalle de un universo dentro de la ventana

Detalle del universo dentro de la ventana.
Imagen cortesía de DChausson Creations

Lo cierto es que, hasta el momento, he tenido muchísima suerte a la hora de seguir esta filosofía, porque todos los retos que han llegado a mis manos (y no todos fáciles) han encajado en esa premisa de manera casi perfecta.

El caso que hoy les traigo merece una mención aparte por provenir de la persona que, sin saberlo, me impulsó a salir de dicha zona de confort con una propuesta muy especial que esperemos que pronto vea la luz. Desde ese primer proyecto, he tenido la enorme suerte de colaborar con la impresionante ilustradora Jen del Pozo en varias ocasiones, incluyendo el montaje que realizó en la Asociación cultural Solar, cuyo texto de exposición podrán leer a continuación.

Dicho montaje se inspiró en su serie Ventanas Universales, en la cual Jen construye un escenario mágico y onírico, donde nos muestra cómo todo se encuentra conectado a través de ventanas de matices infinitos, en contraste con la aparente sencillez del observador. Una mirada hacia nuestro insignificante lugar en un mundo ilimitado. Pasen, vea y disfruten (espero).

Sigue el camino de baldosas amarillas →

Sobre Mientras de Alejandro Correa

Cuadro Sin Titulo de Alejandro Correa

Obra sin título de Alejandro Correa

 

Una breve aclaración

Puede que a quienes me conocen poco o desde hace poco no se los parezca (o tal vez sí), pero he de reconocer que siempre me asustó enfrentarme a cosas nuevas. Me aterraba iniciar proyectos que se saliesen de mi particular zona de confort. Eso me llevó, tras un importante fiasco, a una época de profunda apatía en el que cubrí de almohadas las paredes de mi universo personal. Para no escuchar los sonidos provenientes del exterior. Para no golpearme con la dura realidad.

Tras este proceso de sequía tomé la decisión de cambiar radicalmente de actitud, de buscar y aceptar nuevos retos e intentar ponerme a prueba en un terreno que siempre me dio tanto, como es la escritura (oye, que una cosa es salir de mi zona de confort y otra dedicarme a la ingeniería aeroespacial de la noche a la mañana).

Siendo fiel a esta filosofía de tú primero dí que sí, que ya habrá tiempo de tirarse de los pelos, me he ido embarcando en una serie de retos que van desde escribir textos para exposiciones de arte, hasta guiones para cómic, cine, videojuegos o cuentos ilustrados. Cada uno ha supuesto el enfrentarme a formas de escribir y plantear historias a las cuales nunca me había enfrentado antes, y por ello está siendo de lo más estimulante.

Ya he publicado alguno de estos proyectos, como por ejemplo el proyecto de microcuentos basado en las poderosas imágenes de Mondo Diávolo. Otros irán viendo la luz poco a poco, como el texto inspirado en el fabuloso montaje Ventanas Universales de la ilustradora Jen del Pozo (todo un reto también para ella). Pero algunos de los más importantes  están aún por llegar (cruce de dedos mode: ON).

La última (por ahora) de dichas aventuras literarias fue escribir, el pasado mes de abril, el texto de la exposición Mientras, del excepcional pintor y amigo Alejandro Correa. Si no conocen la obra de este artista canario les invito a descubrirlo lo antes posible. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que presentarles mi particular visión de su obra junto a una muestra de sus cuadros? Pasen, vean y disfruten…

Sigue el camino de baldosas amarillas →

Etéreo Cronos

Foto del teclista de Mondo Diávolo que inpira un relato sobre el tiempo

Puedes ver más trabajos de Medialuna Photography en su cuenta de Flickr.

 

Hace un tiempo, el grupo de rock Mondo Diávolo me propuso hacer una serie de relatos a partir de lo que me evocasen las fotografías de estudio, tomadas por la increíble fotógrafa Medialuna Photography para la promoción de su anterior disco (afortunadamente en breve sacarán nuevo trabajo).

Los que conozcan un poco la trayectoria del grupo y su puesta en escena – no se mueran sin ver a estos monstruos en directo -, comprenderán que era una oferta imposible de rechazar, máxime con la calidad de las imágenes y las poderosas emociones que transmitían. Por lo tanto, me puse inmediatamente manos a la obra y el resultado fueron seis oscuras historias de que pasarán a engrosar con honores la categoría de Inspiraciones Mutuas y de las cuales hoy les traigo la primera entrega, que si me permiten la deferencia, pertenece a mi buen amigo Miguel, teclista del grupo y gracias al cual estos textos pudieron ver finalmente la luz.

Sin más dilación, les invito a descubrir un mondo cargado de fábulas oscuras, sueños rotos, mucha imaginación y rock a raudales. Dejen atrás toda esperanza…

Sigue el camino de baldosas amarillas →

El tempo de los olvidados

Hombre arrastrando un piano

Puedes ver la imagen original en el Instagram de Javier Martín.

 

Serie “Inspiraciones mutuas”, una breve aclaración

Si bien es cierto que una imagen puede valer más que mil palabras, si se elige sabiamente, las palabras adecuadas pueden llegar a evocar diez mil imágenes. Por ello no soy demasiado amigo de esa exclusión de conceptos, ya que, juntas, creo que imágenes y letras (y música, y escultura, y un interminable etcétera), pueden llegar a convertirse en mucho más que la suma de sus partes.

Siempre me ha gustado la idea de mezclar artes diversas, de explorar nuevas posibilidades, en un afán por romper esa barrera, por desgracia natural, que se suele levantar entre los artistas. Esos muros, alimentados por el ego, muchas veces impiden ver más allá de individualismos, sin ser conscientes de que de la colaboración entre diferentes individualidades pueden nacer cosas muy hermosas.

Ya he jugueteado con este concepto anteriormente, gracias, entre otros a mi amiga Jen del Pozo, con la que tuve la oportunidad de colaborar, mediante un texto descriptivo, en un precioso montaje basado en sus fantásticas ilustraciones, que era en sí mismo una oda a ese motor para la creatividad que es la colaboración multidisciplinar.

Y como me encanta meterme en berenjenales, esta vez le he pedido a otro gran amigo, Javier Martín, una de sus fotografías para inspirarme (puedes ver esta y otras espectaculares imágenes suyas en su cuenta de Instagram). Como se observa más arriba, en este caso es una imagen en blanco y negro, de un hombre arrastrando un pesado piano por un carril-bici, a partir de la cual he tratado de construir una historia sencilla, de esas que todos nos imaginamos cuando nos cruzamos con ciertos personajes. He aquí el resultado, espero que les guste.

Sigue el camino de baldosas amarillas →